Idioma:

  • Español
  • English

Contador

  • 705773Total visitors:

Carta al Secretario General de la OCDE

Panamá, 6 de octubre de 2009

Señor
Jose Angel Gurria
Secretario General

OCDE

Honorable señor Gurria:

La crisis económica global provocada por la mala regulación de los mercados financieros, y que ya ha ocasionado millones de desocupados en el mundo entero (en EE.UU. ya van más de 15) ha unido a las potencias globales, incluyendo a los llamados países emergentes, a diseñar estrategias que ayuden a salir de la crisis y a retomar el crecimiento económico en beneficio de toda la humanidad, y así aprovechar las oportunidades que presenta la globalización para mejorar la situación de pobreza extrema que, hoy por hoy, aflige a un porcentaje altísimo de la humanidad.

Por esto. resulta penoso que la OCDE, en lugar de sumarse a este esfuerzo, persista en sus políticas equivocadas e hipócritas de ataques infundados y ridículos contra los que ella, antojadizamente, y sin ninguna base racional, cataloga como paraísos fiscales no cooperadores. No podemos entender declaraciones suyas comentando las reuniones del G20 que, copiamos:

“Lo que ha ocurrido es nada menos que una revolución. Durante décadas a los contribuyentes les ha sido posible ocultarle al fisco los ingresos y activos mediante el abuso del secreto bancario, y otros impedimentos al intercambio de información. Lo que estos acontecimientos ponen de manifiesto es que esto ya no será posible”.

 

Usted, señor Gurría, no puede ignorar que Estados Unidos, el miembro principal y el mayor contribuyente al presupuesto de la OCDE (25%) es el paraíso fiscal más grande del mundo. Este país es el de mayor riqueza económica, el más seguro para las inversiones y, además, NO GRAVA CON IMPUESTOS LAS INVERSIONES EXTRANJERAS EN SU ECONOMÍA. Esto, y usted tiene que aceptar lo obvio, lo cataloga como Paraíso Fiscal de acuerdo con las definiciones de la OCDE. Pero este Paraíso Fiscal es, además, NO TRANSPARENTE, (también de acuerdo con las definiciones de la OCDE), no solo porque no da información a terceros países, de las inversiones de sus contribuyentes, sino porque celebra con intermediarios financieros el QUALIFIED INTERMEDIARY AGREEMENT, el cual les garantiza a sus clientes que no serán conocidos ni siquiera por el IRS. Es decir, Estados Unidos no solo no da información sino que no está en capacidad de darla porque no la tiene.

Esto corrobora que tiene razón The Economist (26/3/2009) cuando afirma que detrás de las presiones de la OCDE lo que hay es una gran hipocresía, a lo que yo añado, que lo que esconde es el interés de eliminar la competencia a los miembros de su Cartel en negocios financieros. Panamá no es un Paraíso Fiscal. No tenemos leyes fiscales que beneficien a los extranjeros sobre los nacionales; el centro bancario tiene un tamaño acorde con nuestra economía (46 billones en depósitos) y con la importancia del país en la región. Panamá no es una jurisdicción, como muchas, que sirven de intermediarias a países de la OCDE para que sus bancos y empresas puedan crear estructuras para minimizar sus impuestos o evitar las regulaciones que sus países imponen. Panamá es un verdadero centro financiero regional por nuestra posición geográfica, el Canal, sus modernos puertos en ambos mares, sus 5 cables ópticos globales, su hub aéreo, el más importante de América Latina, su sistema fiscal moderno, su democracia probada, una sociedad en armonía y libre de discriminaciones, y por estar a salvo de catástrofes naturales. Además, cuenta con un componente humano que ha probado ser del primer mundo, ampliamente demostrado en la eficiente operación del Canal. La seriedad y el buen manejo de nuestro centro financiero han sido calificados como excelente por el FMI que, a diferencia de la OCDE, si es una verdadera organización internacional.

La OCDE no debe seguir con su agenda de amenazas y discriminaciones, todas contrarias al Derecho Internacional y a los acuerdos de la Organización Mundial de Comercio. Debe también dejar de hacer el ridículo con su impertinente exigencia de los 12 tratados de información, como condición para salir de sus listas. Debe, eso si, explicarle a todas los países y jurisdicciones a los cuales amenaza, la razón de por qué, su socio principal no es un Paraíso Fiscal y, además, no cooperador.

Si no encuentra alguna explicación lógica, debería entonces seguir la política de este gran país, la primera potencia militar, económica y científica del mundo y recomendar que la economía mundial y los contribuyentes de todos los países estarían mejor con una sana competencia fiscal, como la que impera en Estados Unidos.

De usted muy atentamente,

Eduardo Morgan Jr.

Ex Embajador de Panamá en Washington

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>