Idioma:

  • Español
  • English

Contador

  • 692234Total visitors:

Profesionales de EE.UU advierten que nuevo proyecto de ley sobre paraísos fiscales podría tener consecuencias negativas

Worldwide Tax Daily

(Publicación diaria “Impuestos alrededor del mundo”)

por Kristen A. Parillo

Reimpreso de “Worldwide Tax Daily” como: 2009 WTD 41-2

Los esfuerzos más recientes de los legisladores de los EE.UU. para promulgar la Ley para Detener el Abuso de Paraísos Fiscales han causado preocupación en la comunidad tributaria internacional, ya que algunos profesionales señalan que la legislación se sobrepasa y que, si fuera aprobada, el proyecto de ley probablemente haría que se perdieran ingresos. (Para cobertura previa, ver Doc 2009-4585 o 2009 WTD 39-1.)

La introducción del proyecto de ley -el pasado 2 de marzo- es el segundo intento del Senador Carl Levin, Demócrata representante del estado de Michigan, para tratar de pasar la legislación a través del Congreso (un proyecto de ley que le acompaña fue presentado en la Casa de Representantes por el Representante Lloyd Doggett, Demócrata que representa a Texas). Los esfuerzos de Levin para que el proyecto de ley fuera aprobado en el año 2007  fueron infructuosos, debido a que éste no tomó ninguna acción ni en el Senado ni en la  Casa de Representantes.

Ahora, no obstante, parece ser que hay más voluntad política para llevar esta legislación hacia adelante. El Presidente Obama co-patrocinó el proyecto de ley cuando formaba parte del Senado y prometió, durante su campaña presidencial, acabar con los paraísos fiscales extraterritoriales. Una disposición en la reciente propuesta de presupuesto del presidente Obama busca “implementar vigilancia y control internacional sobre impuestos, reformar prórrogas y otras políticas de reformas fiscales,” un rubro de impuestos que proyecta levantar $210 mil millones en un período de 10 años. El Secretario del Tesoro Timothy Geithner, rindiendo testimonio el 3 de marzo de 2009, ante una audiencia de la Comisión de Medios y Arbitrios sobre el presupuesto, declinó elaborar sobre los planes de la administración para la reforma fiscal internacional pero dijo que ésta última “apoya completamente” la Ley para Detener el Abuso de Paraísos Fiscales. (Para cobertura previa, ver Doc 2009-4693 o 2009 WTD 0-3.)

Bruce Zagaris, un socio de Berliner, Corcoran & Rowe LLP, de Washington, dijo a “Tax Analysts” el 4 de marzo que el proyecto de ley de paraísos fiscales está bien intencionado pero mal dirigido.     “Está claro que el presupuesto de Obama está buscando ingresos”, señaló. Sin embargo, no le pueden decir al pueblo estadounidense que necesitan subir impuestos de manera que, en su lugar, van a volverse hacia países extranjeros bajo el pretexto de que están cerrando vacíos legales.

Zagaris describió la sección 203 del proyecto de ley, en la cual se advierte que se requeriría de programas anti-lavado de dinero para fondos de cobertura y agentes de formación de sociedades, como la solución equivocada para mejorar la transparencia corporativa. Mencionó que los EE.UU. deberían, en su lugar, comenzar a modificar sus leyes defectuosas de transparencia corporativa (En 2006, el Grupo de Acción Financiera calificó a los EE.UU. como país no cumplidor de las recomendaciones del GAFI (Grupo de Acción Financiera) revisadas en 2003 para la prevención del blanqueo de capitales para controladores financieros) y trabajar en mejorar sus sistemas regulatorios de inversiones y seguros. “Necesita haber un mecanismo implantado, pero necesitamos comenzar en los EE.UU. y no en países extranjeros usados como chivos expiatorios,” añadió.

Zagaris también encontró problemática la inclusión en la sección 101 de una lista de 34 “Jurisdicciones Extraterritoriales Que Guardan Anonimato,” la cual fue recopilada, según Levin, basada en interposiciones del Servicio de Recaudación de Impuestos de los EE.UU. (“IRS”, por sus siglas en inglés) que identifican a las jurisdicciones como probables ubicaciones para evasión de impuestos estadounidenses. Zagaris dijo que los EE.UU -probablemente- sería demandado bajo las leyes de la OMC por violar acuerdos comerciales y de servicios, ya que las jurisdicciones enumeradas en la lista podrían reclamar tratamiento discriminatorio. Zagaris también añadió que la interposición sobre la cual está basada la lista era de un llamamiento a comparecer a John Doe emitido por el Servicio de Recaudación de Impuestos de los EE.UU. (“IRS”, por sus siglas en inglés) en el 2005 y que ningún otro país participó. “Tener una lista es difícil y esta es la razón por la que la OCDE dejó de hacerla,” dijo. “Nadie se pone de acuerdo sobre los criterios correctos para seleccionar jurisdicciones y, de esta forma, se torna político.”

Observó que un informe de diciembre de 2008 de la Oficina General de Contabilidad de los EE.UU. (GAO-09-157) (“GAO”, por sus siglas en inglés), que investiga corporaciones con subsidiarias en jurisdicciones con secreto bancario, reconoce que no hay una definición establecida de lo que es un paraíso fiscal o una lista definida de jurisdicciones que deberían considerarse como paraísos fiscales. Zagaris también anotó que el informe incluía una carta de Michael Mundaca, sub-secretario asistente del Tesoro para asuntos fiscales internacionales, en la que expresa su preocupación sobre la recopilación de la GAO de una lista de supuestos paraísos fiscales basados en un llamamiento a comparecer, del Servicio de Recaudación de Impuestos de los EE.UU., a John Doe. (Para el informe de la “GAO”, ver Doc 2009-1158 o 2009 WTD 11-28.)

Zagaris también se preguntó con qué frecuencia sería actualizada la lista del proyecto de ley y si el Tesoro sería capaz de actualizarla con credibilidad. “El Tesoro simplemente no tiene la capacidad para supervisar tal lista,” enfatizó.

Zagaris dijo que el proyecto de ley, de ser aprobado, probablemente también haría daño a la economía de los EE.UU. “Esto no aumentará los ingresos — y al final, hará que los contribuyentes de los EE.UU. paguen,” dijo. “Un proyecto de ley como éste, desestabilizará el flujo de capital extranjero hacia Estados Unidos, inyección que necesitamos ahora más que nunca. Cuando países como China están comenzando a cuestionar la compra de capital de EE.UU., no es el momento de espantar a los inversionistas extranjeros. Podría tomar décadas para que los extranjeros regresaran.”, señaló.

“Es un proyecto de ley bien intencionado, pero sería mejor decirle al pueblo estadounidense que no podemos controlar los gastos y, por esta razón, necesitamos aumentar los impuestos,” dijo Zagaris.

Joseph Calianno, líder técnico en la práctica de impuestos internacionales y socio en Grant Thornton LLP, expresó preocupación sobre la sección 103, una de las tres nuevas disposiciones en el proyecto de ley de Levin. La sección 103 -misma que según Levin resolvería el problema de empresas fantasmas que reclaman el estatus de extranjeras- trataría a las corporaciones extranjeras que son públicamente negociadas en bolsa o tienen $50 millones o más en activos brutos y cuya administración o control ocurre principalmente en los Estados Unidos; como corporaciones nacionales estadounidenses para propósitos de impuesto sobre la renta.

“La adición de una prueba de administración y control, variaciones que son a menudo vistas en jurisdicciones extranjeras para determinar si una corporación es residente, sería un concepto algo novedoso en EE.UU.,” dijo Calianno. “Aunque la sección 103 aplicaría solamente a ciertas corporaciones extranjeras e incluiría ciertas filiales que son escisiones parciales (“carveouts”) — tales como compañías extranjeras controladas (“CFC”, por sus siglas en inglés)— de todas maneras representa otro intento para ampliar la jurisdicción fiscal de EE.UU. Será interesante ver cómo reaccionan otros países si esto es promulgado.”

 Calianno añadió que el Congreso ya ha expandido la definición de una corporación doméstica como parte de la Ley Estadounidense para la Creación de Empleos de 2004 cuando introdujo la sección 7874 al Código Fiscal de EE.UU. (“IRC”, por sus siglas en inglés) sobre la disposición anti-inversión, la cual puede tratar una corporación que no está organizada o creada en EE.UU. como una corporación nacional si cumple condiciones.

Calianno se preguntó si la Ley para Detener el Abuso de Paraísos Fiscales es solamente el comienzo de los esfuerzos de EE.UU. para reducir lo que se percibe como abuso fiscal extraterritorial. “Debido al apoyo del Secretario Geithner al proyecto de ley, es probable que la administración también estará enfocando esfuerzos sobre tipos similares de propuestas fiscales internacionales,” finalizó.

Kristen A. Parillo, Tax Analysts.
E-mail: kparillo@tax.org

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>