Idioma:

  • Español
  • English

Contador

  • 624984Total visitors:

Pascal Saint Amans ataca a Panamá de nuevo

Por Álvaro E. Tomas

Mayo 26, 2015

Recientemente, en una conferencia en Londres, Inglaterra, nuestro país volvió a ser objeto de comentarios negativos del ejecutivo de la OCDE Pascal Saint Amans. El día 12 de mayo, en la conferencia antes mencionada y según el sitio de internet  International Tax Review, Saint Amans amenazó a las jurisdicciones que no se están moviendo a la velocidad que ellos desean en temas de transparencia fiscal y dijo que pagarán un precio alto. Además fue muy crítico con Panamá sobre quien dijo “que no ha demostrado ningún tipo de movimiento”. ¿Qué obsesión tiene este burócrata francés en desprestigiar y atacar a Panamá?  Verdaderamente,  no entiendo.

Lo que sí entiendo es que mientras el burócrata se ha dedicado a buscar oportunidades para atacar a Panamá, la OCDE –ese cartel de países ricos- fracasa en sus objetivos más básicos. Ángel Gurría, Secretario General de la OCDE, acaba de aceptar en un informe de mayo de este año que la desigualdad entre ricos y pobres ha alcanzado los niveles más altos nunca registrados en los países industrializados, es decir, de los miembros de ese organismo.

Por lo tanto, antes de preocuparse de lo que hacemos en  Panamá por atraer inversión extranjera directa, por proteger nuestra economía de servicios, por convertirnos en un centro internacional de logística y de negocios para las Américas y  por mejorar la calidad de vidas de los panameños, Saint Amans debería preocuparse por  mejorar  la distribución de la riqueza en los países de la OCDE. Casualmente son los países  que más impuestos cobran a sus residentes y que, en su mayoría, mantienen estructuras gubernamentales infladas de burócratas que, ante políticas fallidas en sus patios, echan balones fuera culpando a otros países de su incompetencia fiscal y falta de supervisión adecuada.

Es hora de que nuestro gobierno encare a este burócrata francés y lo ponga en su lugar ya que se llenó de valentía y nos seguirá ofendiendo hasta que se le dé un tatequieto.  Otra opción es que Panamá llame a los embajadores de los países de la OCDE radicados en nuestro país y les pregunte si Saint Amans representa como piensan todos ellos de nuestro país.

Finalmente, quiero felicitar –una de cal y una de arena- al gobierno por contratar a una firma norteamericana de primer orden  en la defensa de nuestra economía de servicios y en defensa del buen nombre de nuestro país. Entendemos que es una firma muy importante y con la capacidad de cabildeo que, sin duda alguna, ayudará a los Estados Unidos a entender el daño que le hacen a un país amigo como Panamá al permitir que sus socios de la OCDE nos sigan atacando bajo el mote de paraíso fiscal y su juego de listas de colores. Esta contratación, sin duda, nivelará el campo de juego. Enhorabuena.

Deja un comentario