Idioma:

  • Español
  • English

Contador

  • 624914Total visitors:

OCDE impulsa nuevo estándar internacional

Por Camilo Valdés

Publicado en La Estrella de Panamá

Abril 1, 2014
Los cambios propuestos afectarán a las empresas multinacionales

Sin duda, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) no descansa y eso nos debe mantener siempre alertas, para que no se siga golpeando nuestro régimen fiscal territorial y por ende nuestra competitividad fiscal.

La OCDE ha elaborado un estudio que ha denominado Addressing Base Erosion and Profit Shifting (BEPS), que analiza los problemas que están sufriendo sus países miembros, en relación a la erosión de la base impositiva y traslado de beneficios que realizan empresas multinacionales a jurisdicciones con tasas impositivas más competitivas, según ellos nocivas, que desde luego, disminuyen su recaudo de ingresos tributarios.

Según el mencionado estudio, la OCDE observó que se están erosionando las bases tributarias de sus países miembros, entre otras situaciones, por el diferente tratamiento fiscal que se le da a los instrumentos financieros, a la aplicación de los tratados tributarios a operaciones de comercio electrónico, reubicación de riesgos usando las reglas de los precios de transferencia, lo que ha traído que en algunas ocasiones se abuse de tratados tributarios, para que en vez de evitar la doble imposición, se dé la doble exoneración de impuestos, lo que en principio la misma OCDE ha aceptado que no es ilegal, porque las estructuras fiscales se montan en base a tratados tributarios que son leyes formales en los Estados que lo suscriben en conjunto con sus leyes internas o domésticas, que igualmente están en plena vigencia. Sin embargo, argumentan para sustentar su nueva política que más que la forma o legalidad, lo que debe predominar es la coherencia, la substancia y la transparencia.

En consecuencia, reconocen que para los intereses de los miembros de la OCDE esto es un problema global, razón por la cual se hizo una declaración sobre BEPS en París que fue adoptada el 29 de mayo de 2013, con su correspondiente plan de acción, que fue presentado a los Ministros de Finanzas del G-20 en Moscú, en julio de 2013, a fin de hacer de BEPS un ‘estándar internacional’ en materia de tributación internacional, para implementar las quince acciones que forman parte del Plan BEPS, en los diferentes sistemas jurídicos de los países del mundo y que deberán aplicar sus correspondientes administraciones tributarias, lo que afectará a nuestro país, sobre todo en regímenes fiscales especiales de tanto éxito como el de las Sedes de Empresas Multinacionales (SEM), Panamá Pacífico, Zona Libre de Colón, entre otros.

Dentro del plan de acción BEPS estuvo la celebración de reuniones regionales de consulta, tanto para el sector público como privado, para nuestro entorno se celebró recientemente en Bogotá dicha reunión de consulta el pasado 27 y 28 de febrero del año en curso. En dicho evento se llegaron a diferentes conclusiones, entre ellas, de que la competencia fiscal que la OCDE denomina lesiva para captar inversiones extranjeras debe ser combatida, debido a que es según su posición, una competencia desleal de las empresas multinacionales en contra de las que operan localmente, ya que obtienen ventajas que no tienen las últimas. Además, se debe promover un intercambio de información tributaria automático, redefinir el concepto de establecimiento permanente y evitar el abuso de tratados tributarios, reajustando las reglas de los precios de transferencia.

En síntesis, lo que la OCDE busca con el pretexto de seguir el mandato que ha recibido del G-20 es influir en las políticas macro económicas y por ende en las políticas fiscales de los países y decidir qué leyes se deben mantener vigentes y cuáles deben ser derogadas o modificadas, según BEPS, lo que no debe ser permitido bajo ninguna circunstancia. Ya que entre otras cosas, están propugnando para que se dote a las administraciones tributarias, de la infraestructura jurídica y los dispositivos administrativos necesarios para poner en práctica los nuevos estándares BEPS y la conveniencia de reexaminar el régimen sancionador de cada país, para prevenir mejor las conductas que según sus intereses y la de sus países miembros, son considerados nocivas de elusión y evasión fiscal.

Para finalizar y tener una idea de los que se nos viene por delante, está la reciente nota de prensa que ha enviado el Comité de Expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), sobre cooperación internacional en cuestiones de tributación internacional, que ha creado un subcomité para el tema BEPS, con la finalidad que los países en desarrollo envíen retroalimentación a dicho subcomité, respondiendo a una serie de preguntas que les hacen en un documento que han enviado a las administraciones tributarias, a más tardar el 18 de abril próximo.

ABOGADO TRIBUTARISTA

Deja un comentario