Idioma:

  • Español
  • English

Contador

  • 625142Total visitors:

Política fiscal debe ser política de Estado

Por Camilo A. Valdés M.

Publicado en La Estrella de Panamá
Marzo 25, 2014
 

En Panamá se necesita desarrollar una nueva política de Estado en materia tributaria
 
2014-03-25 — 12:00:00 AM — Siguen las presiones a nuestra jurisdicción, contra nuestro régimen fiscal territorial y sus bondades, a partir del cual se ha desarrollado con gran éxito la plataforma de servicios financieros e internacionales que se brindan en y desde Panamá, como son los servicios bancarios, legales, financieros, logísticos, portuarios y de la marina mercante, que representan un poco más del 25% de la economía nacional, generando muchas plazas de trabajo e ingresos tanto para el Estado como para la empresa privada, en su gran mayoría del extranjero.

Dichas presiones, a mi juicio, vienen en dos frentes. Uno interno, que nosotros mismos creamos, cuando por ejemplo promulgamos cuerpos legales como la Ley 120 de 2013. y de no aplicar correctamente las exenciones a la aplicación del régimen de precios de transferencia que establece nuestro Código Fiscal y que ha generado muchos inconvenientes en contribuyentes que están amparados bajo regímenes fiscales especiales como Panamá Pacífico, Zona Libre de Colón y Sedes de Empresas Multinacionales, de tanto éxito para nuestro país y que no nos deja bien parados ante los inversionistas extranjeros que han confiado en las bondades de nuestra jurisdicción.

El otro frente es el que sistemáticamente han mantenido entidades internacionales que no son fuente de Derecho Internacional Público, como los son, entre otras, el Foro Global en Transparencia e Intercambio de Información para fines tributarios que impulsa la OCDE, que supuestamente desarrollan sus políticas bajo el principio del Level Playing Field, pero solamente de manera teórica, porque en la practica no se aplica una igualdad de condiciones a todos los países o jurisdicciones.

Todos estos temas fueron considerados el pasado jueves, en un foro denominado ‘Presente y futuro del sistema tributario panameño’ muy bien organizado por la empresa Sistemas Jurídicos y en el que participaron cinco gremios muy importantes del país, para debatir sobre precisamente los desafíos y el futuro del sistema territorial panameño.

Lamentablemente, dentro de dicho foro escuchamos por parte de algunos expositores una posición de total resignación, debido a que pronosticaron que no pasaríamos la primera fase de la revisión paritaria del Foro Global y que probablemente estaríamos en los próximos meses incluidos en la lista gris del Grupo de Acción Financiera (GAFI), por un reporte demoledor contra Panamá, publicado recientemente por el Fondo Monetario Internacional, que a mi juicio, al igual que el de otras personas , está poco claro y no debe ser escusa para que nos pongan en una lista discriminatoria.

La mejor manera de contrarrestar ambos frentes serían en primer lugar, y en cuanto al que nosotros mismos hemos creado, la aplicación correcta de la ley.

No podemos darnos el lujo de crear una percepción equivocada, sobre todo para las empresas internacionales de prestigio que han confiado en nuestra jurisdicción, que en materia tributaria se aplica la ley a través de un sistema informático, que les va a generar gastos no presupuestados en asesores fiscales para resolver problemas que no están contemplados en la ley.

En segundo lugar, ante los constantes desafíos que representan las presiones internacionales que sufre nuestro país, una buena estrategia sería desarrollar una hoja de ruta y la posterior contratación de especialistas de reconocido prestigio internacional para analizar y estudiar las debilidades de las jurisdicciones de aquellos países que forman parte de estos organismos internacionales, así como ellos supuestamente hacen con nosotros, para que llegado el momento de sentarse en una mesa de negociación, hacerles saber dichas debilidades que contienen sus leyes y que se aplique de una manera inteligente el principio Level Playing Field.

Panamá no debe ceder bajo ninguna circunstancia a sus intereses más preciados, es decir, no debemos ceder ante las presiones internacionales que afecten y debiliten nuestra competitividad como centro financiero internacional, debemos actuar con inteligencia utilizando las herramientas que nos da el Derecho Internacional Público y la diplomacia que es la única forma que tiene un país pequeño de poder estar en igualdad de condiciones con un país más grande y poderoso.

En consecuencia, se debe dejar de lado las actitudes de resignación ante las presiones internacionales y la estrategia equivocada de pensar que si nos movemos lo más lento posible ante los cambios que se dan a nivel internacional, que nunca van a cesar, nos ayudará de alguna manera, ya que siempre habrá algo con lo que Panamá no cumpla, según estas organizaciones y estaremos siempre reaccionando ante los cambios y esa es una posición de desventaja.

Urge por tanto, una reformulación de la política de Estado que en un inicio se desarrolló por Panamá para la defensa de sus más preciados intereses y de alguna manera, seguir el ejemplo que nos ha dado recientemente el Gran Ducado de Luxemburgo, que manifestó valientemente su rechazo ante organismos supranacionales que les sugerían adoptar el intercambio de información automático sobre el intercambio de información fiscal a previo requerimiento. No me cabe la menor duda que las autoridades siempre han tenido la mejor intención de defender los mejores intereses del país, así como también la empresa privada, pero ante las nuevas agendas de organismos como la OCDE que estará impulsando próximamente su nueva política denominada Base Erosion and Profit Shifting (BEPS), habrá sin duda que reformular nuestra política de Estado en materia de tributación internacional.

ESPECIALISTA EN TRIBUTACIÓN

Deja un comentario